Desmentidos X

La Fiera Literaria, con su joldingue, constituye ciertamente una gran empresa; de hecho, una multinacional. Pero trabaja únicamente en los campos de la edición y de las publicaciones. Es completamente falso que posea una cadena de pescaderías, como sostiene la ministra de Cultura.

No es cierto que Rubalcaba el Taciturno  -no el Aceituno, como dicen los académicos— piense crear una brigada de élite, formada por aquellos pocos  españoles que no han escrito una novela.

Falso, completamente falso, calumnioso, que Sa Mayesté le Güa haya leído un libro.

Yerran quienes sostienen y difunden que Juan Manuel de Prada ha cantado ópera. Lo que ha cantado es misa.

No es cierto que Almudena Grandes, Maruja Torres y Rosa Regás hayan protagonizado un triple strip tease en el estadio Santiago Bernabeu. Si las gradas se quedaron vacías fue porque había terminado el partido.

Tampoco es verdad que Muñoz Molina esté escribiendo una novela de ciencia ficción que trata de la lucha entre marcianos partidarios del big-bang y selenitas que lo son de la teoría del universo estacionario. Aprovechando sus experiencias como número de la Guardia Civil, Muñoz va a tratar el asunto de un conflicto entre los  marcianos, partidarios del calzoncillo elástico y liviano, y los selenitas, partidarios del calzonazo de muselina tradicional.

Es cierto que se han llevado al cine tres o cuatro relatos de Almudena Grandes. Más cierto aún que en ellos abunda esa clase de escenas en las que nuestra primera dama es especialista. Lo que desmentimos rotundamente es que la ministra de Cultura haya propuesto que estas películas, en lugar de sobre un telón, se proyecten sobre un colchón.

Totalmente falso que a Pérez Reverte le hayan diagnosticado ludopatía. Nunca nadie le ha podido ver delante de una máquina tragaperras, frente a  una ruleta o en la mesa de un bingo. Reverte juega, sí, pero a la guerra, con soldaditos de plástico y barquitos de madera, o con una de las dos espadas que posee, deshaciendo entuertos contra la almohada.

Completamente falso, ridículo, el rumor que afirma que los doce perros tragaperras que custodian las seis puertas principales del Fierabuilding se han declarado en huelga. ¿Cómo se van a declarar en huelga unos perros? Lo que ha ocurrido es que, ante la orden, dada personalmente por Ser Tímozi, de morder en las nalgas a los redactores de El País, han planteado unánimemente objeción de conciencia. Para ellos, las nalgas son sagradas.

Falso igualmente que José Belmonte, Pozuelo Yvancos y Darío Villanueva estén intentando promover, “a nivel nacional”, el Día del Orgullo Pérez

Según ha escrito García Posada en ABCD las Letras, las Artes y la Revolución Nacional Sindicalista, cualquier inmigrante rumano estaría en disposición de escribir en español mejor que Javier Marías. No es cierto. Hay tres o cuatro que no lo han logrado todavía.

Falso, falso y malitencionado, el rumor que ha corrido por los mentideros de la Villa y Corte, acerca de que tres fieras notables se han convertido a la religión protestante. Como ellos dicen: ¡si no nos convertimos a la católica, que es la verdadera…!

Mentira que el público asistente a una conferencia de Solbes se quedara dormido. Simplemente se quedó un poco traspuesto.

Arturo Pérez Reverte, Javier Marías y Muñoz Molina no llevan plumero –que se les vería muy bien- y gola porque hayan sido admitidos en la Hermandad de los Infanzones de Illescas, sino porque esas prendas forman parte del nuevo uniforme de los Reales Académicos, creado por ese gran innovador que es Víctor García de la Concha para reconocerlos por el color del gorro.

Falso que, en el bar del Tribunal Supremo, sólo sirvan el juez de naranja, el juez de limón y la tónica juez.

Arriba